parallax background

LA CARPINCHOCRACIA Y LA LEY DE HUMEDALES

RESPUESTA A VIDAL DESDE EL CORAZÓN DE LA 1-11-14
3 septiembre, 2021
¿CÓMO SE INSTALA UN POLÍTICO EN LA SOCIEDAD?
5 septiembre, 2021
Por: Carolina Somoza

Estos últimos días, los carpinchos causaron un revuelo en Nordelta y en las redes sociales. Lo que para muches solo se trata de memes, también esconde una realidad detrás: el cambio climático y sus consecuencias.

El debate se reavivó y se volvió a poner en agenda la Ley de Humedales. Entre algunas de las movilizaciones que se gestaron por este tema, tenemos la del miércoles 18 de agosto, donde varias organizaciones junto con la Multisectorial Humedales, marcharon desde Plaza de Mayo a Congreso, donde se presentó un petitorio con más de 400 agrupaciones para exigir que se trate el proyecto de ley de humedales y que pueda ser votado antes del cierre de este año legislativo. Para darle aún más visibilidad a la lucha, varies karaykistas partieron desde Rosario hasta Buenos Aires.
Horas antes de la movilización, también se hizo un acto desde el Frente de Todos donde se hicieron presentes en Costanera Sur varies pre candidates, legisladores y diputades, entre elles la Legisladora por Somos Barrios de Pie, Laura Velasco. Lo que está pasando básicamente allí es que desde el Gobierno de la Ciudad se pretende firmar un convenio con la empresa IRSA para construir edificios de 45 pisos, con un lago artificial en el medio (lo que se presta a llamar a ese negociado La Pequeña Dubai), al lado de un barrio popular y encima de un humedal.

En medio de todo esto, unas aclaraciones. En Argentina, los humedales representan aproximadamente el 21% del territorio, entre los que encontramos los deltas (de ahí a la carpinchocracia y la lucha de la biodiversidad de la región de no ser expulsados del hábitat natural en el que vivieron y viven), esteros, lagunas, turberas, costas marinas y salares altoandinos, entre otros. Entre los principales puntos del proyecto de ley de humedales encontramos la Creación de un Inventario Nacional de Humedales, que debe ser actualizado cada 5 años, donde se debe especificar la ubicación, características, actividades que se realizan en ellos y sus beneficios ecosistémicos. Se crea también el Fondo Nacional de Humedales (con fondos del presupuesto anual). La autoridad de aplicación será el Ministerio de Ambiente (a nivel nacional) y la que cada provincia dictamine para sus territorios. En las áreas protegidas, también se agregará la Administración de Parques Nacionales.

Entre la sanción de la ley, y la realización del ordenamiento territorial, no se permiten nuevas actividades o ampliación de actividades en humedales (lo que para algunes es un palo en la rueda, ya que aún hay varios barrios privados en construcción en estos ecosistemas). Para el otorgamiento de la autorización de todo tipo de obra o actividad de impacto significativo, sea pública o privada, la autoridad competente de cada jurisdicción deberá someter el pedido de autorización a un procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental (EIA) y Evaluación Ambiental Estratégica (EAE), según corresponda, de acuerdo a su escala de intervención.

Así como para los carpinchos es importante cuidar y preservar los humedales, también lo es para nosotres les humanes. Estos ecosistemas ayudan a prevenir el calentamiento global ya que absorben gran cantidad de Dióxido de Carbono, son el hogar de miles de seres vivos más y son termoreguladores.

Por eso, bancar a los carpinchos y a su lucha, es también bancar un futuro con un ambiente saludable. La carpinchocracia ya está entre nosotres.

Carolina Somoza. Politóloga. Referenta de Somos Ciudad y Somos Ambiente